En la cocina del Coronel

En nuestros restaurantes, lo más importante es la seguridad alimentaria de nuestros clientes y empleados. Por eso trabajamos todos los días en la calidad de nuestros productos e higiene de nuestros establecimientos.

Sin todo esto, ¡sería imposible conseguir el sabor incomparable de nuestro #PolloPollo!

Las manos son una de nuestras herramientas más importantes y por eso, el lavado de manos es un ritual sagrado en KFC. Se ejecuta rigurosa y minuciosamente en muchas ocasiones a lo largo de cada turno de trabajo. Todo empieza cada inicio de turno, pero además ocurre en cualquier cambio de tarea, al volver del baño, antes y después de manipular cualquier producto y, por si fuera poco, ponemos una alarma que cada 30 minutos, nos recuerda que debemos lavar nuestras manos y herramientas de trabajo.  El protocolo de lavado de manos consiste en 6 pasos: Primero, se humedecen las manos. Segundo, se aplican dos dosis de jabón. A continuación, se lavan, frotan y cepillan las manos durante 20 segundos. Después, se enjuagan las manos en agua a 38ºC de temperatura. Seguido, se secan las manos. Finalmente, con las manos secas, se aplica una dosis de nuestro higienizaste que tiene más de un 95% de actividad frente virus.

La limpieza de los utensilios y de la zona de trabajo se hace de manera regular a lo largo del día y tantas veces como sea necesario para asegurar la máxima higiene en nuestros restaurantes.

Antes de comenzar el turno, se hace una exhaustiva limpieza de la mesa de empanado, área de empaquetamiento, mostrador y todas las herramientas de trabajo. Además, durante el turno se limpian los utensilios como pinzas, bandejas, etc. cada vez que se termina una tarea. Estas herramientas se lavan y esterilizan en un lavavajillas industrial.

La sala comedor se limpia en profundidad entre cuatro y cinco veces al día. Esto implica puertas, ventanas, suelo, sillas y mesas y demás mobiliario. Además, las mesas se recogen y limpian después de que cada comensal termine de comer gracias a personal que está asignado específicamente a la limpieza de la sala.

Nuestras freidoras industriales de última generación llevan instaladas un ordenador que permite que el ciclo de cocción de los productos sea controlado y exacto. El ordenador controla el calor, el tiempo, la temperatura y la presión del cocinado. Existen varios tipos de freidoras en nuestros restaurantes y cada una de ellas está destinada a la cocción de diferentes productos.

Además, en cada turno comprobamos la calidad del aceite de nuestras freidoras gracias a un sistema de componentes polares un mínimo de 2 veces al día y que nos indica la necesidad de cambio de este.

No romper la cadena de frío es la clave para la calidad de nuestros productos. Por eso, durante todo el proceso de trasporte, llegada al restaurante y almacenamiento, los productos se mantienen a una temperatura constante y controlada para no romperla y asegurar su calidad. Además, entre otras cosas, la temperatura de las cámaras de refrigeración y congelación que almacenan el producto se comprueba varias veces al día.

Una vez cocinado, el producto se mantiene a una temperatura superior a los 65ºC hasta que se sirve a los consumidores para preservar su calidad en todo momento.

Existen controles diarios que realizamos en nuestros restaurantes de acuerdo con el Análisis de Peligros y Puntos de Control (APPCC) según la legislación vigente. Este archivo se rellena 2 veces al día de manera obligatoria para garantizar la trazabilidad y temperatura de producto, el control de equipamiento, etc.

Por si fuera poco, a cada hora el responsable del turno debe realizar un control de todo el restaurante. Revisa entonces el interior y exterior del restaurante, verificando los procesos de limpieza y procedimientos de higiene. Por ejemplo, debe comprobar que las bandejas en las que se sirve el producto a nuestros clientes, han sido desinfectadas mediante un proceso químico y de temperatura en un lavavajillas industrial que opera a 85ºC.

Además, periódicamente en todos nuestros establecimientos se realizan auditorías para comprobar la correcta implantación de procedimientos y garantizar la seguridad alimentaria.

¿Quieres saber más

Pregúntanos

KFC CERCANO A DOMICILIO